lunes, 9 de mayo de 2011

Prohibiciones

Nota del autor:
Este artículo  fue publicado en la web de ElAelito, quizás lo hayas leido ya. Estoy unificando artículos. "Si lo vuelves a leer, tampoco pasa ná"



Cada vez más asiduamente nos despertamos con noticias de prohibiciones. La última: circular a más de 110. Vaya, ahora se van a preocupar del ahorro energético y de la contaminación. Acaso no contaminan más los tubos de escapes que los cigarrilos. Por qué no fomentan los autos electricos, su uso y abaratamiento. Muy claro porque el petróleo mueve muchos intereses y dinero. ¿Para qué tantas rondas, hiperrondas y autopistas... si no se puede circular cómodamente? Por qué no invierten en el uso de la bicicleta?



El tabaco, otra prohiición. No perjudica seriamente la salud también el alcohol? Yo creo que todo está en la moderación, porque el abuso es lo que causa perjuicio, abuso del tabaco, del alcohol, de la comida... En el término medio está la virtud. Primero obligan a bares y restaurantes a delimitar zona de no fumadores y fumadores, se gastan el dinero en acondicionar los locales, y luego, ¡zas! te prohiben fumar en todos los lados, y la inversión de los empresarios: "al garete"

La última chorrada es la amenaza a la obra musical Hair, porque sus actores fuman en las representaciones... Hace unos días lo comprobé, in situ, en el Teatro Apolo de Barcelona, y creánme, los cuatro o cinco cigarrillos que se fuman durante la representación no perjudicaron a ninguno de los asistentes, y entre ellos se encontraban mis hijas de 16 y 11 años, que lejos de fijarse en esa anécdota, disfrutaron cantando y bailando en el escenario con los propios artistas. Esos bien-pensantes, no tienen otra cosa que hacer...¿A dónde vamos a llegar con tantas prohibiciones?. Mientras no se moleste al prójimo porque tienen que coartar las libertades de los ciudadanos.

Deberían prohibir y persiguir a los políticos corruptos, tanto de derechas como de izquierdas, que se enriquecen con comisiones y meten la mano en el erario público, beneficiándose de su privilegiada posición. Prohibir y perseguir a los banqueros que acumulan fortuna, a costa de ahorradoras hormiguitas, jugando con su dinero. Prohibir los contratos blindados millonarios... Hay tantas cosas que prohibir, que se entretienen en "chorradas y tonterías". Pronto nos prohibiran hacer el amor, divertirnos, y quién sabe, a este ritmo, nos prohibiran hasta respirar. ¡Ya está bien, dejen de jugar con los dineros y la salud de las personas! Los cementerios están llenos de no fumadores y de conductores que circulaban a menos de 110.

"El que esté libre de humos que tire el primer cigarrillo" que yo voy a dejar de escribir y voy a encender un cigarrito, a ver si me relajo, porque de las prohibiciones estoy hasta los cojones... Perdonen lo vulgar de la expresión

No hay comentarios:

Publicar un comentario