lunes, 26 de mayo de 2014

Instituto Sierra Bemeja

Domingo 25 de Mayo del 2014, elecciones europeas.
Después de tantos mangoneos, sobres, ERES fraudulentos, socavones en contabilidades... por parte y parte, no me quedan ganas de votar. Pero mi colegio electoral, después de mi cambio de domicilio, es el instituto Sierra Bermeja, donde cursé a principios de los ochentas, primero, segundo y tercero de BUP y COU.
Por tal motivo, acudí a pasear por las instalaciones, busqué mi clase, el gimnasio cubierto, donde hacíamos los bailes, el campo de baloncesto, balonmano, futbol sala... Recordé a mis profesores, Lucía de Física y química, el profe de latín y la de griego, sobre todo a Pedro, profesor de literatura, que me inculcó la afición a escribir, la sustituta de Arte, los bigotes del jefe de estudios...
Y, como no, a mis compañeros: "el gordo", "el chiqui", "el castroja", Cuevas, Rico, Retamero, Florido, los hermanos Guevara, José María y Mª Carmen, los rizos de "la Moreno" y su Derbi Variant, Luisa, Tati, Mª Paz y Myriam... Mi Vespino de hierro rojo...
Y, una vez, removida la memoria, y ya que estaba allí, fui a votar, pero como el voto es secreto, no contaré que en un acto de rebeldía, igual que en los años que estudié allí, metí la papeleta del Partido Comunista de los Pueblos de España...