miércoles, 3 de abril de 2013

El Bodegón...

El Bodegón del Cajón del Salón
 
 


¿Quién no tiene en el salón o en la salita un cajón como el mío?
Ese cajón donde vamos echando toda clase de objetos, "por si algún día nos sirven", pero que pasados unas horaas olvidamos y abandonamos eternamente en el receptáculo de madera.
Allí reposa la bolita número 74 del bingo automático, motivo por el cual nunca rellené mi cartón.
Tiene como compañeros un sinfín de tuercas, muelles y tornillos, que sobraron al montar los muebles de IKEA. 
Junto con ellos, llaveros, llaves, fichas del parchís, que un día se cayeron bajo el mueble, monedas, ceras de colores, tizas, la pelota que nunca encuentro cuando quiero jugar al futbolín, almanaques, estampitas de la Virgen, regalitos de las pipas, pines, el Niño Jesús del portal de Belén, pilas usadas, relojes en paro, bobinas de hilo, candados cerrados, etc. etc. etc... "El cajón de las sorpresas"
 
 
 
 
 
             

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario