lunes, 11 de marzo de 2013

"El Patio de mi casa...."

El patio de mi casa es... tan acogedor. El sol lo inunda al mediodía y resalta la blancura de sus paredes. La banda sonora de este sueño hecho realidad, lo ponen los gorriones, mirlos, loritos y tórtolas.
Al cabo de tantos años, salgo de la casa y tengo frente a mí al Instituto Sierra Bermeja, donde cursé BUP y COU.
¡Qué tiempos! "El Castroja", "El Gordo", "El Chiqui", "El Guevara", "La Moreno", las piardas, la visita al Jardín de la Concepción... Allí compartí estudios con Ángel Luis Montilla, poeta, escritor, el Monte Coronado del Japón, con Eduardo Retamero, alma de Boleros Imperfectos, también estudiaban por allí, Monti Cruz, actor malagueño, hermano de Ángel Luis, y el premiado actor Antonio de la Torre Martín.
Ciudad Jardín, la presa, el canódromo, el Jardín de La Concepción, el patio de mi casa...

Estoy diseñando y plantando el enorme arriate, en la esquina donde más da el sol, van las plantas crasas y cactus.



A mí gusta dar un toque personal al jardín y usar piedras, cerámicas, figuras... decorarlo y darle vida con materiales inanimados, paradojas de la vida.


En este caso he aprovechado una maceta rota, coronada por un tiesto de bonsai con plantitas, y de la que sale una tortuga.



En medio, la Fuente, que abastece del agua tan necesaria para las plantas.
En otra de las esquinas, un surtido variado de plantas y flores.
 
El rincón favorito es el jardín de plantas aromáticas, menta, lavanda, toronjil, incieso, romero, hierbabuena, pugnan en aromas, en un entorno de cuento, con la seta roja y las piedrecitas blancas.
Las macetas y jardineras con flores son indispensables en un patio andaluz.
 


 
 

La Morera, es el único árbol original del patio que ha sobrevivido al abandono del anterior propietario. Y, aunque, colonizado por hongos, ya ha comenzado a brotar vigorosamente.
 
 
El resto del arriate lo he dejado para sembrar productos hortofrutícolas. De los semilleros que sembré a finales de febrero, ya están brotando las primeras calabazas.


Prometo seguir informando de la evolución agrícola del Patio de mi casa...



 

1 comentario:

  1. ¡Madre de Dios, pues sí que es grande! ¡Qué maravilla! Que no se te olvide esa dama de noche o el jazmincito, para las noches de verano, ¡qué delicia!

    ResponderEliminar