lunes, 16 de mayo de 2011

El Castillo de Gibralfaro

El Castillo de Gibralfaro de Málaga, lo puedes visitar gratis todos los domingos, a partir de las 15:00 horas. Podrás pasear alrededor de sus murallas, subir a sus torres y almenas, y disfrutar de las maravillosas vistas a la bahía de Málaga, al puerto, al parque… es impresionante. 
No olvides tu cámara, porque merece la pena. ¡Mira, que es bonita Málaga!
El Castillo está situado en la cima de una colina, a 130 metros de altura. Es una potente fortaleza con doble recinto amurallado. Tiene grandes aljibes, por lo que podía almacenar alimentos para cinco mil soldados. Está unida con La Alcazaba.
Fue construido durante el siglo XIV por Yusuf I de Granada, sobre un antiguo recinto fenicio: un faro, del que derivó el nombre del castillo - gebel-faro (peñón del faro).
Fue objeto de un fuerte asedio por parte de los Reyes Católicos durante tres meses en 1487. Defendido por 15.000 gomeres africanos, que solo se rindieron cuando los venció el hambre. Tras el asedio, Fernando el Católico lo tomó como residencia, mientras que Isabel I de Castilla optó por vivir en la ciudad.
En el polvorín del Castillo puedes visitar una exposición con elementos históricos de la vida cotidiana.
Como curiosidad Algunas escenas de la película Scent of Mistery producida por Mike Todd, dirigida por Jack Cardiff y protagonizado por Elizabeth Taylor fueron rodadas en el castillo de Gibralfaro en el año 1959.
Te recomiendes que hagas la bajada por los jardines que desembocan en el paseo del Parque, y podrás disfrutar de las vistas al Ayuntamiento, edificio de antiguo Correos, Banco de España…

1 comentario:

  1. Creo que en Málaga hemos tenido siempre muchos tesoros pero han estado muy olvidados y hasta “tapados”, (no olvidemos que el castillo desde la calle alcazabilla no existía porque quedaba detrás de una mole horrorosa que decían ser la biblioteca o algo así) y el teatro romano idem.
    Sin embargo afortunadamente ahora es un placer pasear por esa misma calle que nos brinda una estampa tan bella que no habrá cámara fotográfica que se resista atraparla.

    ResponderEliminar