jueves, 31 de marzo de 2011

TABLETOM


Un grito, salvaje y gutural, ronco, visceral, único, distinto… y comienza el concierto, el espectáculo, arropado por los hermanos Ramírez. El arte anárquico y ocurrente de Roberto, las “caías” graciosas que brotan de este insurrecto agitador musical, van colmando las expectativas de quienes fervientemente acudimos a escucharlo.
El rock, el blues, el jazz, el reggae… la fusión, impiden etiquetar a la banda. Letras anárquicas, llenas de humor y surrealismo. Cóctel explosivo, “es la parte chunga de nosotros mismos”. Temas insólitos y sublimes:” Pescaíto frito con pan, alemanita, el vampiro, el reggae del amor, el de las macetas, la cazuela de rock…”
En 1980 compré mi primer LP “Mezclalina”, también su primer disco. He asistido a conciertos de Tabletom en la feria, en el “Eduardo Ocón”, en la plaza de toros de Estepona, en el patio de San Agustín…

Tuve el honor de compartir moraga en las playas de Torremolinos, con Roberto, Nono (el primer batería) y Paco (el que trasladaba a la banda en furgoneta, en los comienzos) hasta el amanecer…
¡Escúchalos! Te podrá gustar o no, pero no te dejará indiferente.
¡Va por ellos!

Tumbado en ese banco, rebelde y legendario.
Aferrado a un petardo, vomita una canción.
Barba de to la vida, eterno colocón.
La placentera sombra del ficus milenario,
En la Plaza del Teatro, refugia a este mamón.
Talento melenudo, poeta estrafalario,
Okupando tus sueños, grita en el escenario:
Málaga es TABLETOM.









No hay comentarios:

Publicar un comentario